Una rica historia

>Una rica historia
Una rica historia2018-02-20T10:02:36+00:00

Si las paredes pudieran hablar…

Todo edificio narra una historia, revela pistas a medida que se van quitando siglos de yeso y pintura. Lo mismo ocurre con el Palazzo del Vice Re, en donde las últimas reformas ofrecieron interesantes (y sorprendentes) ecos de su histórico pasado. Con el paso de los siglos, esta zona al pie de los Alpes se vio constantemente atacada por su acceso a las principales rutas comerciales del Rin al norte y del Po al sur (ya fuera por parte de los bárbaros, rival de las comunidades italianas, o de los poderes europeos existentes). Un conflicto particularmente violento fue la Guerra de los Diez Años entre Como y Milán a comienzos del siglo XII, que finalizó cuando las tropas del Duque de Milán quemaron por completo los pueblos del lago, como ocurrió con Lezzeno. La madera carbonizada de la estructura original del medievo que se encontró durante la restauración evoca escenas de aquellos incendios; además, se cree que la cripta revestida de piedra (¡La Cantina de hoy en día!) fue lugar de refugio en aquellos momentos. Con la siguiente encarnación del edificio, los propietarios se aseguraron de instalar una torre de vigilancia desde donde los centinelas pudieran vigilar por si el enemigo atacaba (y, gracias a ello, hoy contamos con esas impresionantes vistas al lago desde las habitaciones de la torre).

En el siglo XVI, cuando Milán fue tomada por la familia Habsburgo española, los pueblos de Lombardía que una vez fueron prósperos sufrieron bajo los impuestos de los españoles durante los 170 años de su reinado. Así, lo más curioso es que un edificio tan elegante como es el actual Palazzo del Vice Re se hallara en Lezzeno durante aquel tiempo. Y con acabados tales como un elegante balcón de piedra, detalles de hierro forjado, baúles de madera originales tallados a mano y techos decorados con madera dura u opulentos frescos, la evidencia indica que ciertamente una persona muy importante anduvo por estos salones (lo más probable es que fuera el propio virrey español). ¿Quién si no querría encargar una réplica exacta de una chimenea de mármol de Versalles? ¿O un fresco de la diosa romana Juno completamente equipada para la batalla con el fin de impresionar (o intimidar) a sus convidados?

Nuestros Frescos

Fresco del Salón de Desayuno

Data del 1700/1800: La familia Pertusini (propietarios) lo descubrieron y se encargaron de conservarlo tal y como era originalmente. Representa a la diosa mitológica romana Juno y a Hércules en una nube. Fue restaurado en 2007 por dos alumnos de la Academia de Bellas Artes de Brera.

Nota: AUNQUE EL SALÓN DE DESAYUNO ES UN FRESCO: las dos zonas indicadas más abajo parecen ser frescos, pero son TÉMPERA, es decir, básicamente una técnica distinta que hace parecer que son frescos.

Bar

Data del 1700/1800 – Los propietarios lo conservaron tal y como era originalmente. Presenta motivos florales, decoración y grotescos dragones. Fue restaurado en 2007 por dos alumnos de la Academia de Bellas Artes de Brera.

Junior Suite – La Vista

Data del 1700/1800 – Los propietarios restauraron la base de los pinturas y fueron capaces de conservar la decoración. Representa decoraciones de oro, motivos florales, amapolas y flores azul claro sobre fondo blanco. Fue restaurado en 2006 por dos alumnos de la Academia de Bellas Artes de Brera.

Nuestros Frescos

Fresco del Salón de Desayuno

Data del 1700/1800: La familia Pertusini (propietarios) lo descubrieron y se encargaron de conservarlo tal y como era originalmente. Representa a la diosa mitológica romana Juno y a Hércules en una nube. Fue restaurado en 2007 por dos alumnos de la Academia de Bellas Artes de Brera.

Nota: AUNQUE EL SALÓN DE DESAYUNO ES UN FRESCO: las dos zonas indicadas más abajo parecen ser frescos, pero son TÉMPERA, es decir, básicamente una técnica distinta que hace parecer que son frescos.

Bar

Data del 1700/1800 – Los propietarios lo conservaron tal y como era originalmente. Presenta motivos florales, decoración y grotescos dragones. Fue restaurado en 2007 por dos alumnos de la Academia de Bellas Artes de Brera.

Junior Suite – La Vista

Data del 1700/1800 – Los propietarios restauraron la base de los pinturas y fueron capaces de conservar la decoración. Representa decoraciones de oro, motivos florales, amapolas y flores azul claro sobre fondo blanco. Fue restaurado en 2006 por dos alumnos de la Academia de Bellas Artes de Brera.